COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA

 

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA

 

El Consejo Directivo de la Federación Venezolana de Fútbol, las Asociaciones Regionales de Fútbol, Los Árbitros, los Entrenadores, las Féminas, Los Atletas  informan a la ciudadanía en general, así como a las organizaciones del sector público y privado, que la FVF no recibe dinero de ningún ente u organismo público en forma de aportes, transferencias, donaciones o incentivos fiscales; nuestros recursos económicos provienen de la administración de nuestro patrimonio (derechos de televisión nacional e internacional, patrocinio deportivo con fines comerciales, etc.), así como de recursos provenientes de FIFA (los cuales se encuentran bloqueados por más de dos años por contar en nuestra directiva con personas expuestas políticamente, y dentro del rango de acción de las sanciones impuestas al Gobierno Nacional por los Estados Unidos de Norteamérica)  y CONMEBOL a través de proyectos aprobados previamente por ambas organizaciones, según sea el caso.

 

Nuestras cuentas bancarias y contables están sometidas a constante procesos de revisión por parte de tres órganos de control que posee la Federación Venezolana de Fútbol, que son el Consejo Contralor, la Comisión de Finanzas y la Comisión de Auditoría y la Gerencia de Cumplimiento, así como por auditorías practicadas por Firmas Internacionales Independientes (Big 8) y por los auditores de FIFA y CONMEBOL.

 

Luego del escándalo FIFA GATE, por recomendaciones de nuestro máximo ente rector, los Estatutos de la FVF sufrieron grandes modificaciones donde se dejó sentado, que ningún miembro del Consejo Directivo participa en la administración de la organización, es decir, que no tienen injerencia en los procesos administrativos de selección de empresas o contratistas que tengan relaciones jurídicas comerciales con la FVF, tampoco administran fondos, simplemente tienen la representación jurídica de la Organización. La administración de los recursos de la FVF está en manos de funcionarios altamente capacitados, los cuales fueron escogidos según su perfil académico y grado de preparación.   

 

Por lo que, existe violación al principio de autonomía (organizativa, administrativa y presupuestaria) consagrada en la Ley Orgánica del Deporte, Actividad Física y Educación Física, así como al principio constitucional de la competencia de los órganos públicos, cuando el Estado pretende revisar cuentas de organizaciones privadas, ya que no somos, ni un ente público, ni recibimos aportes, transferencias, donaciones o incentivos fiscales de la Nación, Estados o Municipios. Colocándose en riesgo el principio de no injerencia gubernamental en las organizaciones futbolísticas.

 

Así como al dictar una medida cautelar de congelación de Fondos Privados se atribuye competencias de los órganos de justicia en Venezuela, por tanto, vulnera el principio de separación de poderes, y debemos recordar que autoridad usurpada es ineficaz. Esta medida aplicada sobre el Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, agrava muchísimo más la comprometida situación del fútbol en Venezuela, ya que, con la campaña sucia desmedida contra él, en vísperas de elecciones regionales y nacionales de los entes afiliados y de la propia FVF, se materializarán los cierres de las cuentas en el extranjero donde se recibían los aportes de Conmebol y de los pocos recursos de nuestro contrato por patrocinio deportivo y por derechos de televisión; ya que de FIFA, como ya fue explicado poseemos un bloqueo por más de dos años por cuanto dentro de nuestro Consejo Directivo contamos con dos personas expuestas políticamente.

 

En fecha 10 de octubre de 2019 y 13 de noviembre de 2019, la FVF a través de su Primer Vicepresidente (para la época) acudió a la Contraloría General de la República y manifestamos con argumentos jurídicos solidos nuestra posición sobre la falta de competencia para realizar actuaciones fiscales en la FVF ya que no somos un ente público, sin embargo, les consignamos documentos físicos y digitales a través de los cuales podrían verificar la realización de nuestros procesos de selección de contratistas, los cuales, debemos aclarar, se rigen por nuestras normas internas y manuales de procedimiento y no por la Ley de Contrataciones Públicas, ya que repetimos no somos un ente público.

 

Llamamos a la ponderación a los órganos del Estado Venezolano, ya que podrían ser sancionadas sus conductas como injerencia de terceros por parte de la FIFA a tenor de los dispuesto en el artículo 14 de sus Estatutos y aplicarnos las sanciones establecidas en el numeral 3 del referido artículo el cual nos permitiremos transcribir de seguidas, “Las federaciones miembros suspendidas no podrán ejercer sus derechos como miembro. El resto de las federaciones miembro no mantendrán contacto, en el plano deportivo, con los suspendidos. La Comisión Disciplinaria podrá imponer otras sanciones”.    

 

En Caracas, a los 17 días del mes de julio de 2020.

 

LOS MIEMBROS DEL CONSEJO DIRECTIVO, DE LAS ASOCIACIONES REGIONALES DE FÚTBOL, ÁRBITROS, ENTRENADORES, FÉMINAS y ATLETAS