Kimberlyn Campos: “Desde pequeña era un sueño representar la camiseta de la selección”

 

Comunicaciones FVF / Maracaibo. Las categorías juveniles de la Vinotinto Femenina (sub-17 y sub-20), suman ya dos días completos trabajando en Maracaibo, estado Zulia, como parte de su primer módulo de preparación de cara a los torneos sudamericanos del 2022.

 

El grupo ha trabajado a doble turno tanto el viernes 12 como el sábado 13 de noviembre y cada vez lo hace con mayor intensidad, siguiendo las directrices de la seleccionadora nacional de la Vinotinto Femenina Absoluta, Pamela Conti.

 

Una de las futbolistas presentes y con mayor recorrido dentro de las 27 jugadoras convocadas, se trata de la delantera Kimberlyn Campos, quien manifestó estar feliz por formar parte de esta nueva generación.

 

«Estos dos días que hemos estado en Maracaibo, ha sido una bonita experiencia. Nos hemos comportado al pie de la letra, como la profesora Pamela (Conti) nos indica. Me siento contenta por el trabajo que venimos haciendo poco a poco. Estoy feliz y contenta de volver a estar aquí«, indicó.

 

La delantera, que ya logró debutar oficialmente en la Vinotinto Absoluta, quiere dar lo mejor de sí cada día, para seguir mejorando. Gracias a la constancia ha podido formar parte de las categorías formativas de la selección nacional.

 

«Tanto con la sub-17 como en la sub-20, fui aprendiendo de los procesos. En la mayor, me va mejor por fuera, pero igual lo hago como delantera. Desde pequeña he querido jugar ahí, mi meta es hacer goles. En cada partido que me den, cuando piso la cancha. Es una responsabilidad porque soy la que anota los goles para que el equipo gane«, destacó la jugadora de 18 años.

 

Pese a los tiempos difíciles de la pandemia, la mira está puesta en el sudamericano sub-20 que se jugará en Chile en abril del 2022 y su clasificación al mundial. «El Sudamericano que hay en 2022 es muy importante para nosotros. Estos módulos nos sirven para agarrar un buen grupo y conocernos. Un grupo que de verdad quiera jugar y estar en la selección. Este no es cualquier equipo, es representar la camiseta. Hay que seguir entrenando para mejorar cada día más«, dijo la delantera.

 

Sueño cumplido

 

Lograr cumplir objetivos en la vida no es tarea fácil, pero el hacerlos deja grandes satisfacciones. Para Kimberlyn Campos, este presente año 2021 ha dejado gratos e inolvidables momentos, como tener minutos de acción e incluso una asistencia con la Vinotinto de mayores. Algo que representaba un sueño desde que vistió por primera vez la camiseta en la sub-17.

 

«Cuando debuté con la absoluta me sentí feliz. Mi sueño de toda la vida era jugar con Deyna, Daniuska o Kika. Apenas llegué a la mayor, aproveché cada momento al máximo porque quería debutar. Estar con la mayor, siendo juvenil todavía, es un avance para mí«, contó Campos de manera muy orgullosa.

 

Desde muy temprana edad, la delantera y actual jugadora de SecaSport, inició en el mundo del fútbol. La constancia ha hecho que de jugar en la calle, ahora sea un orgullo no solo familiar, sino también regional.

 

«Cuando empecé a jugar fútbol, recuerdo que empecé en la calle. A los seis años, en cholas y sin camisa. Fui creciendo poco a poco. Mi papá me llevó al Club Ítalo hasta que pude llegar a la escuela SecaSport. He crecido como jugadora y como persona. He jugado con la selección sub-17, sub-20 y mayor. Es una felicidad muy grande porque desde pequeña era un sueño llegar a la selección de mi país y representarlo«, cerró.