O’Neill va con fuerza ante Ecuador: “Vamos a ver dónde estamos”

 

Comunicaciones FVF. La selección nacional femenina se reúne en estos días en Caracas para preparar dos partidos amistosos que disputarán el 23 y 26 de octubre en Quito, Ecuador, contra el representativo de ese país, son unos duelos claves en la planificación de la seleccionadora Pamela Conti, que mantiene a su grupo enfocado en la Copa América 2022, que dará cupos al Mundial Femenino de la FIFA de 2023.

 

La primera en reportarse el pasado sábado 16 de octubre, fue Sonia O’Neill, de gran presente en el fútbol de Croacia. En menos de un mes la polivalente jugadora pisa de nuevo Caracas, en septiembre fue parte del módulo que celebró la selección entre la capital y el Centro Nacional de Alto Rendimiento de la isla de Margarita, ahora vuelve para buscar sumar minutos ante el conjunto ecuatoriano.

 

O’Neill no oculta la alegría de estar en casa, “jugar con la Vinotinto es un orgullo, estar en Venezuela es un sentimiento muy especial, el mes pasado que estuve aquí fue súper especial para mí, pude sentir la pasión y el apoyo de todos ustedes y al estar aquí de nuevo estoy feliz”, aseguró desde el hotel de concentración.

 

La oportunidad de competir frente a otra selección de la misma Confederación es valorada positivamente por la futbolista, que ve en Ecuador a, “un rival directo para ir a la Copa Mundial”, y que considera que los duelos serán útiles para “ver nuestro nivel y el de Ecuador, creo que estamos creciendo mucho y en este partido vamos a ver dónde estamos, qué necesitamos mejorar y qué estamos haciendo bien”.

 

El módulo anterior de la Vinotinto femenina culminó con un partido amistoso entre la selección y Yaracuyanos Fútbol Club, recién proclamado campeón de la Liga FUTVE Fem, en ese choque se vio a O’Neill en funciones de zaguera central, explicó cómo se siente en esa ubicación dentro del campo: “Pamela Conti es una entrenadora muy inteligente, de verdad ella tiene toda mi confianza, si ella dice: Sonia, vas a jugar esta posición, voy a hacerlo porque sé que lo estoy haciendo por una razón buena (…) estoy cómoda, tengo compañeras que están ayudándome en esta posición”, afirma.

 

En paralelo al buen momento que vive en la selección venezolana, la jugadora regresó para esta temporada al ZNK Split de la primera división de Croacia, donde ya había jugado en 2019 y allí también tiene un gran presente. “Ahora estoy muy feliz, la gente está súper bien, me tratan como una jugadora y una persona, mentalmente y físicamente estoy mejor”, cuenta la futbolista nacida en Canadá, de madre venezolana.

 

La delegación nacional viajará a Quito y de allí se movilizará hasta la ciudad de Sangolquí, un poblado ubicado a las afueras del área metropolitana de la capital ecuatoriana, donde se medirán a La Tri en el estadio Banco de Guayaquil, en el que habitualmente hace vida el club Independiente del Valle.