Arango dejó escapar lágrimas en su despedida

 

El máximo goleador de La Vinotinto agradeció el apoyo que siempre le brindaron

 

El ciclo de Juan Arango con la selección nacional llegó a su final la noche de este martes, luego de que el jugador informó su salida del equipo patrio frente a una ovación del equipo completo y los medios de comunicación que lo acompañaron.

Con lágrimas en los ojos y un sentimiento que no pudo controlar, el capitán de la selección nacional tomó la decisión de dar un paso al costado a sus 35 años “para darle lugar a otros jóvenes que vienen emergiendo”, tal como le dijo en plena despedida.

La rueda de prensa posterior al choque entre Venezuela y Panamá, que quedó 1-1, fue atípica. En esta ocasión Arango fue el protagonista, tras jugar sus últimos minutos con el combinado local y dejar en su haber 23 goles marcados en 130 choques y 9965 minutos. Se quedó a solo 35 de llegar a los 10 mil.

El mediocampista se despide como goleador del cuadro criollo y a la vez sigue siendo el jugador con mayor asistencias, al totalizar 21 en 16 años de historia con la selección.

“Me voy porque ya no siento la misma alegría que antes. Cuando uno viene a la selección es para poder disfrutar todos los momentos; por ello, me quedo con todos los que viví. Agradezco a los que me apoyaron y al público que siempre estuvo consecuente conmigo”, dijo Arango, en el momento más emotivo que pudo haber vivido con la selección.

 

Después de la Copa

El jugador destacó que el desánimo de seguir con la Vinotinto lo sintió después de finalizar la Copa América, en la que Venezuela quedó eliminada en la primera ronda con tres puntos, pero le faltó un gol ante Brasil para poder acceder a la segunda ronda.

“Sentí este desgano después que finalizó la Copa América. Nada tiene que ver mi actuación en estos dos partidos”, complementó.

Ante Honduras y Panamá, el capitán salió desde la banca, como parte de las pruebas que estaba haciendo el técnico Noel Sanvicente.
El jugador rompió en llanto cuando le pidieron que diera un mensaje a los niños.

La pausa fue larga y Arango tuvo que secarse las lágrimas al decir que sentía un gran orgullo al saber que los niños siempre lo vieron como un gran ídolo.

 

Arango le deja un legado a jugadores experimentados como Oswaldo Vizcarrondo, Tomás Rincón y otros “de gran experiencia” que según él, también pueden ser capitanes.

“Tenemos jugadores de experiencia. Esperemos que se nos den los resultados”, puntualizó en su despedida.

Datos
9965 minutos jugó Arango con la selección
23 goles marcó con el equipo en 16 años
21 asistencias dio