Arroceros de Calabozo tuvo su revancha en el Torneo Clausura 2018

 

 

Prensa Femenino FVF.-

El Torneo Clausura de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (LNFF) tiene un nuevo dueño: Arroceros de Calabozo. El equipo de Guárico doblegó 2-0 a Casa Portuguesa de Aragua, en el choque de vuelta, para alzar la copa con un global de 3-1 y sacarse la espina de la final perdida ante Dynamo Puerto en el Apertura.

 

Los goles en el choque de vuelta fueron obra de Bárbara Sandoval y de Yannellys Linares, quien llegó a 21 dianas en el Clausura, donde fue la máxima artillera. Arroceros fue líder del grupo de “Los Llanos”, para luego despachar en el camino a la Hermandad Gallega de Valencia, en cuartos; y al Aragua FC en semifinales. El conjunto verdiblanco se coronó de forma invicta.

 

Pero nada fue fácil para este equipo, que tuvo que lidiar con un torneo más parejo. “Los equipos de la ronda eliminatoria se reforzaron y fueron más competitivos con respecto al Apertura. En cuartos y semis, los rivales nos dieron trabajo y fueron una piedrita en el zapato. Además se tuvo que lidiar con algunas lesiones en esas instancias”, afirmó Aquiles Guillén, DT de Arroceros. El estratega acotó: “Se trabajó para esto y hoy (viernes, 7 de diciembre) se consiguieron los frutos del esfuerzo y sacrificio realizado”.

 

En una final inédita entre dos equipos que nunca se habían visto las caras en ninguna ronda, el partido de ida fue para sacar conclusiones y hallar el camino al éxito. “Las claves para lograr esta final fue que se les dijo a las muchachas que hicieran un juego bonito y de toque, que nuestra cancha se prestaba para eso”, confesó el timonel llanero.

 

La pizarra de Guillén también tuvo mucho que ver en este lauro. “Ellas (Casa Portuguesa) iban a salir a tirar pelotas largas desde el principio, así que entrenamos entre semana para que las centrales tuvieran seguridad al momento de agrandar y achicar, para contrarrestar esa estrategia del rival”, argumentó el entrenador.

 

La celebración no se hizo esperar y se hicieron caravanas en la ciudad. Cabe destacar que todas las jugadoras son del municipio Francisco de Miranda de Guárico. “Fue bonito porque asistieron bastantes personas (…) Hay un ambiente de alegría en el municipio”, comentó Guillén, que no descansa y ya piensa en la final absoluta ante Dynamo Puerto.