Bárbara Russo: “Vamos a dar todo para poder llegar al Mundial”

 

Comunicaciones FVF / Caracas. Cada vez falta menos para que inicie el Torneo CONMEBOL sub-20 femenino de Chile, donde la Vinotinto buscará uno de los dos cupos a la Copa Mundial de la FIFA sub-20 en Costa Rica.

 

La ilusión por conseguir este sueño está presente en cada una de las jugadoras convocadas al módulo cuatro, entre ellas, Bárbara Russo, quien formó parte de la categoría sub-17 que no pudo disputar el sudamericano en 2020 debido a la pandemia, sin embargo, las ganas de dar el máximo, continúan presentes.

 

Creo que la sub-17 del grupo pasado trabajó muy duro para ir al Sudamericano y al Mundial, pero no se pudo. Este grupo tiene unas ganas que el covid nos quitó y, creo que personal y grupalmente, le vamos a dar todo para poder llegar a ese Mundial”, destacó la defensora.

 

Actualmente, su posición (zona central) cuenta con varias exponentes que pelean para quedarse con la titularidad. “Es difícil, pero al fin y al cabo, todas somos amigas dentro y fuera de la cancha. Eso nos hace mejores y nos hace pensar ya en el Sudamericano, que no solo será una competencia entre nosotras, sino que estamos compitiendo con otras selecciones”, indicó Russo.

 

De regreso y con buenas sensaciones

 

Aunque Bárbara Russo ya había estado en la selección nacional, esta es la primera vez que llega en el ciclo de Pamela y Vincenzo Conti. Cabe destacar que, anteriormente, también estuvo en el tercer módulo realizado en la capital.

 

Es un orgullo poder volver a Venezuela, estar con la selección y ser llamada a la sub-20. Es un nuevo cuerpo técnico y estoy muy entusiasmada por este proceso”, indicó.

 

La defensora contó la experiencia de trabajar de mano de tres entrenadores internacionales, como es el caso de los hermanos Conti y también el asistente técnico Andrea Fabri.

 

Cada cuerpo técnico es diferente. Me ha gustado mucho y vamos a decir que tiene un toque internacional. Estoy muy feliz de poder participar con ellos. He mejorado mucho en las semanas que llevó acá y no me puedo imaginar lo que puedo mejorar en más tiempo”, dijo.

 

 

El deporte va de la mano con los estudios

 

La caraqueña, de 19 años de edad, inició en el mundo de los deportes desde muy pequeña. Desde los tres años y durante casi una década, fue karateca, llegando incluso a la cinta negra. Sin embargo, fue el fútbol el que la enamoró.

 

El fútbol me ha dado más de lo que he podido pedir. Yo no me esperé nunca estar en la selección, poder ir a estudiar a los Estados Unidos y conseguir una beca. Con todo lo que he logrado, estoy satisfecha, pero ya que estoy aquí, quiero más”, expresó la jugadora.

 

Asimismo, pese a lo apegada que ha estado en los deportes, no ha dejado los estudios, considerando que son algo importante en la vida personal. “Voy a estudiar economía y en cinco años me veo graduándome. Quiero seguir trabajando, entrenando y estudiando. Si el fútbol me puede dar un máster, trataré de conseguirlo”, sostiene.

 

A diferencia de muchas otras atletas, Bárbara Russo establece que por medio de las diferentes disciplinas se puede aprender de otras cosas, entre ellas “ser mejores personas”, según ella misma lo describió.

 

Por eso, quiere sacar provecho de estar en la selección para poder aprender a “cuidar nuestra alimentación, ser deportistas dentro y fuera de la cancha, ver más allá de estar aquí en la selección, ver por nuestro futuro. Al final la selección es por un tiempo, pero después ¿Qué te queda para toda la vida?”, concluyó.