Caracas ganó y recuperó la alegría

 

En el PNU se dio inicio a la cuarta jornada de la etapa semifinal de la Liga Superior, con el esperado duelo entre capitalinos y carabobeños. Luego de ser barridos en Valencia, la tensión era visible en los rostros de los dirigidos por Karin Hung, pues eran conscientes de lo peligroso que resultaría para su plan de vuelo de esta temporada, sufrir una tercera derrota consecutiva a manos de sus rivales de hoy.

 

Y tuvieron que sufrir para remontar. Trotamundos jugó una primera parte de gran nivel, seguro en la marca y eficaz en las ocasiones que dispuso, lo que contrastó con un Caracas que se fue diluyendo y por momentos cayó hasta en la apatía. Sánchez y Rivero golpearon con certeza para conseguir un cero a dos. Y no fueron tres porque Esteira, a segundos del chicharrazo, dilapidó un obsequio de la zaga caraquista. La cosa pintaba mal para el rojo

 

Hung y su cuerpo técnico, donde se ha incorporado Carlos Moreno en calidad de A.T., discutieron largos minutos en la banca sin pasar a los vestuarios. Lo cierto es que sus dirigidos jugaron unos segundos veinte efectivos con otra disposición. Wilson Francia, a la postre figura del partido, descontaba un poco contracorriente al 23, pero una contra finalizada por Salas volvía a distanciar a la visita.

 

Los anfitriones apretaron los dientes y salieron a buscar el empate, que pareció posible por fin tras golazo del “capi”. “Conejito” Moreno se la puso en el ángulo al golero Acosta (de muy buena actuación) y el PNU vibraba. Pero enseguida otro cachetón al rostro con el tanto casi inmediato en tono respondón de Salas. Un silencio de pánico se apoderó del coso caraquista.

 

Pero un plantel con tantas alternativas nunca puede darse por acabado. Segunda amarilla para Rivero, muy protestada por los visitantes, les dejó con cuatro y facilitó el tanto de Cabarcas, hasta ese momento intrascendente el partido. Fue el punto de giro de la historia porque de allí en más, el “Rojo” se hizo dueño de todo. En dos minutos el propio Cabarcas y Polo concretaron la remontada.

 

Los carabobeños pudieron volver a empatar con gol de Sánchez a falta de seis, pero se quedaron sin combustible. De allí en más Francia supo poner dos banderillas más y sobre el final con vaselina exquisita, Silva puso el octavo y cerró una victoria importantísima para el Caracas, que le permitirá irse a la cama hoy como líder de la tabla.