Heber García: “Me gusta que me corrijan para ver en que estoy fallando”

**El volante ofensivo del Deportivo La Guaira cumple su séptimo módulo de preparación

 

Heber García no se ha perdido ninguno de los siete módulos de preparación que realizó la selección nacional sub-20. El volante que recientemente pasó de Portuguesa a La Guaira, no escondió su satisfacción por los minutos internacionales que comienza a sumar.

 

“Gracias a Dios por todo, por la oportunidad que me da. Ahora tengo más confianza que en el primer módulo. En San Felipe sentí un poco de presión de hacer las cosas bien, de gustar al entrenador y al cuerpo técnico y de verdad que lo he estado logrando, con humildad y trabajo”, aseguró.

 

El mediocampista no se coloca un techo al momento de realizar un balance de su rendimiento en cada uno de los entrenamientos.

 

“En cada módulo trato de hacerlo mejor. Buscar más la excelencia, cada día ser mejor que ayer y así dar de que hablar bien a los entrenadores y de mi rendimiento futbolístico”, explicó.

 

García cumple en Cali su primer módulo internacional con la camiseta nacional y agradece las correcciones del seleccionador nacional Rafael Dudamel y de su cuerpo técnico.

 

“Estoy muy contento por esta oportunidad (de estar en Colombia), es una experiencia más. Agradecido con Dios y con el profesor (Rafael) Dudamel que siempre está exigiéndome que cambie más de ritmo para que agarre el ritmo internacional que nos es el mismo que el del fútbol venezolano; que esté tranquilo, hacer las cosas bien, que fútbol llega solo”, dijo.

 

Dudamel ya acostumbró al grupo a llamar a cada futbolista aparte, caminar con él y conversar. Esa demostración de confianza es muy bien recibida por los convocados.

 

“El profesor (Dudamel) es así con cada uno de nosotros. A todos nos tiene confianza, es bonito porque te ayuda a mejorar. De mi parte me gusta que me corrija para ver en que estoy fallando y así trabajar más y ser mejor”, detalló.

 

El volante ya había tenido una experiencia internacional previamente. El año pasado viajó a Croacia a realizar unas pruebas con el Dinamo Zagreb.

 

“Era la primera vez que me iba tanto tiempo fuera de casa. Pegó un poco en la familia, mi papá y mi mamá estaban un poco preocupados, porque estaba tanto tiempo fuera de casa. Pensé que iba a costarme integrarme al grupo, pero en el primer entrenamiento me salieron las cosas bien, gusté a los entrenadores, me sentía ya del equipo”, aseguró.

 

El viejo continente está entre ceja y ceja para el volante nacido en Acarigua. Salir al extranjero es uno de sus objetivos.

 

“Fue una experiencia muy linda, estando por primera vez fuera y en Europa. En todas partes no es igual, el fútbol es diferente al de acá y me gustaría jugar en equipos de Europa, es un fútbol muy bonito y es otra competencia”, señaló.

 

García, junto a su familia son muy creyentes en Dios. El mediocampista dirige la oración y ya cuenta con un apodo dentro del grupo.

 

“Desde chico asisto a la iglesia. No me avergüenzo que me digan ‘El Pastor’, como dice un versículo de la Biblia: ‘No me avergüenzo del evangelio porque es poder de Dios’. Me gusta que me digan así, si a ellos les gusta decirme así, a mí también”, cerró.