La Vinotinto cerró invicta la primera fase de la Copa América Centenario

 

Un amargo empate ante México le hizo finalizar en el segundo lugar del grupo C

 

 

La Vinotinto cerró la fase de grupos de la Copa América Centenario con su mejor sumatoria de puntos en los cien años de historia: siete unidades de nueve posibles. El empate (1-1) ante México le hizo concluir en el segundo lugar de la llave por mejor diferencia de goles de los aztecas y esperará hasta este martes para conocer a su rival en cuartos de final.

 

Con 67 mil aficionados que asistieron al NRG Stadium de Houston, el combinado dirigido por Rafael Dudamel volvió a adelantarse en el marcador en la primera mitad. México intentó bombardear a la Vinotinto por ambos costados, pero en la primera llegada clara del partido, los criollos se fueron arriba en el marcador.

 

Apenas a los diez minutos Alejandro Guerra cobró un tiro libre desde la banda izquierda, el centro cruzado fue directo a Christian Santos, quien cabeceó al lado contrario, justo donde apareció José Manuel Velázquez, quien de media volea rompió las redes.

 

Los mexicanos sintieron el gol, en cada llegada chocaban con la muralla Vinotinto que se convirtió la línea defensiva y tanto Yonathan Del Valle como Santos le crearon mucho trabajo a la defensa azteca.

 

La Vinotinto extendió por todo el primer tiempo su orden y solidez defensiva, una de sus puntas de lanza en la Copa América Centenario. En la segunda mitad México movió el banquillo e intentó por todos los medios igualar la pizarra.

 

A los 66 Josef Martínez estuvo a punto de aumentar la cuenta, pero el guardameta Jesús Corona detuvo el fuerte disparo del atacante criollo. En la fracción 74 fue Dani Hernández, quien con dos paradas extraordinarias en la misma jugada y bajo la línea, se vestía de héroe.

 

Sin embargo, una jugada personal de Jesús Manuel Corona igualó la pizarra a diez minutos para el final. Pero la historia no terminó allí, tres minutos después nuevamente Corona le quitó el grito de gol a Martínez, quien con un sombrerito pudo desnivelar la pizarra.

 

Este martes la selección nacional viajará a Boston, sede del partido del próximo sábado por los cuartos de final.