Leomar Pinto: “El que está afuera siempre tiene que dar un plus”

 

El volante, que es ficha del Elche de España, participará con la sub-20 en el torneo COTIF

 

Leomar Pinto estaba ansioso por participar en la preparación de la selección nacional sub-20 para el sudamericano de la categoría y le llegó su oportunidad. El volante, que es ficha del Elche español, ya entrenó con la Vinotinto juvenil y viajará al torneo COTIF esta semana.

 

“Tengo que agradecer a Dios y al cuerpo técnico por darme esta oportunidad tan maravillosa. He visto que hay mucho nivel, mucha calidad en cada puesto. La verdad estoy muy contento por esta convocatoria, por poder sumarme al módulo 14 y espero aprovecharlo al máximo”, dijo de entrada el jugador, que siente una responsabilidad extra con este grupo.

 

“Siempre el que está afuera tiene que dar un plus, pero por lo que veo hay mucho talento. Solo por estar afuera no voy a tener un puesto, la verdad me he quedado impresionado porque creo que tenemos más equipo que en la sub-17. No puedo conformarme con estar afuera, tengo que trabajar igual que los demás”, acotó.

 

Pinto conoce muy bien a este cuerpo técnico, pues fue mundialista sub-17 y espera que eso lo ayude a adaptarse rápidamente a este combinado que ya lleva 15 sesiones de trabajo. “Ya yo conozco al cuerpo técnico desde la sub-17, trabajé con ellos casi todos los módulos de preparación para el Sudamericano en el que clasificamos al Mundial. Yo creo que conozco todavía un poco el estilo y las tácticas”, soltó.
 
El mediocampista tiene claro el objetivo: clasificar al Mundial de la categoría, y considera que hay material de sobra para lograrlo. “Siempre he estado pendiente por las redes sociales de la sub-20 y veo que hay mucho nivel, mucho talento. Creo que con el favor de Dios se puede lograr el objetivo que estamos persiguiendo”, declaró.

 

“La verdad que hay que pensar en grande, en positivo, en que sí podemos. Debemos creer en nosotros para poder conseguir los objetivos”, añadió

Más cerca del sueño

 

Leomar Pinto llegó a Elche con la ilusión de debutar en el fútbol europeo; sin embargo, no pudo cumplir esa meta por un problema con el permiso de trabajo.

 

“Fue muy fuerte allá, no podía jugar por un tema de papeles, solo estaba entrenando. Fue difícil, pero al final me di cuenta que hay muchos jugadores que quisieran tener la oportunidad de estar allá y seguí trabajando fuerte”, contó.

 

Pero la situación está cerca de resolverse y el mediocampista, que hasta llegó a entrenar con el primer equipo, espera tener su oportunidad en la venidera temporada. “Creo que con el favor de Dios ya puedo arreglar la visa de trabajo y podré comenzar a entrenar en la pretemporada con el primer equipo, con el favor de Dios, a ver si puedo empezar a jugar”, cerró.