Los Cursos de Regularización reivindicarán la experiencia de los entrenadores

 

PRENSA CNEFUTVE.-

 

Ante la necesidad de integrar al balompié venezolano a los lineamientos emanados desde Conmebol, a través de su Convención para el proceso de licenciamiento de entrenadores, la Comisión Nacional de Entrenadores de la FVF, lleva adelante el proceso en medio de la paralización de actividades forzada por la pandemia del Covid-19, mediante un novedoso método denominado “Educación Interactiva a Distancia”, que inicia con la Regularización para aquellos entrenadores que poseen experiencia en la cancha o ya tienen licencia emitida con anterioridad.

 

Se busca de esta manera reconocer los años de trabajo de los estrategas y formadores que hacen vida en el Futve, tal como lo señala, Roiman Guzmán, Presidente de dicha Comisión Nacional: “los Cursos de Regularización para la obtención de Licencias de Entrenadores, son un reconocimiento de las competencias adquiridas a través de la experiencia, responde al espíritu y filosofía de la educación permanente y a la educación nunca acabada. Un reconocimiento de saberes adquiridos principalmente a través de la experiencia laboral, el conocimiento adquirido a través de la práctica”, acotó.

 

Además de la experiencia acumulada en la grama, la Regularización también busca reconocer  a esos profesionales que se han formado en carreras afines al deporte : “se le reconoce al aspirante, además, si tiene formación académica en educación superior afín con el fútbol, siguiendo criterios que garanticen fiabilidad, objetividad y rigor técnico de la evaluación. En realidad, éstos Cursos de Regularizacion, son el reconocimiento al derecho, principalmente moral, de acreditación por experiencia. Están dirigidos a los sectores más desfavorecidos de la poblacion, entrenadores y entrenadoras que no han tenido acceso a la formación y a la enseñanza formal, los que no han completado su formación y los que han adquirido sus competencias esencialmente en el lugar de trabajo, en aquellos espacios y lugares donde se experimentan  las mayores dificultades para encontrar nuevas posibilidades de formación o para conseguir un empleo a la altura de sus competencias. No es una dádiva, es el derecho a insertarse formalmente en el Sistema de Licencias Nacionales, para todos y para aquellos que están en las peores condiciones  posibles de encontrar la oportunidad de un empleo gratificante”, comentó Guzmán.

 

Se trata de ampliar las perspectivas de empleo como entrenador de fútbol, y de hacer carrera profesional, y de paso, con la actualización y posteriores oportunidades de estudio, acceder a nuevas posibilidades de aprendizaje. Por ello el interés de la comunidad del fútbol en participar, ha desbordado las expectativas más optimistas.