Selección mundialista de fútbol sala planifica módulos de preparación

 

PRENSA FVF/MERIDA.-  

 

Luego de una detención de actividades, de manera obligatoria, por la pandemia COVID-19, el cuerpo técnico de La Vinotinto de Fútbol Sala planifica módulos de preparación que sirvan para reactivar a la selección y comenzar una preparación previa al Mundial Lituania 2021. 

 

En plena concentración de la selección mayor, en Mérida, el director técnico Freddy Miguel González y su padre Freddy González, quien funge como coordinador, se reunieron con los miembros de la Junta Regularizadora de FVF, para hablar de los planes que tienen. 

 

Para Freddy Miguel, el inicio de esta agenda sería en diciembre con un módulo que permita reencontrarse como equipo. Después vendrían otras fases en las que se incluye una previa con mayor intensidad. 

 

“Queremos tener un contacto directo con los muchachos, muy distinto a los que hemos hecho vía on line. Tenemos una gran responsabilidad de representar a un país y a Sudamérica en el Mundial del año que viene. 

 

El equipo venezolano logró en febrero la clasificación al Mundial de Lituania que debió efectuarse este año y que fue pospuesto para 2021. 

 

Trámites 

 

Los González destacaron la actitud de los nuevos dirigentes, quienes los recibieron para escuchar sus planes de trabajo.  

 

“Lo importante es que tenemos un primer acercamiento con la Junta Regularizadora de FVF que nos recibió acá en el hotel. Ellos saben el reto que tenemos al frente y se sienten uno más de este equipo”, apuntó González. 

 

Precisamente a la junta le presentaron la idea de entrenar en diciembre, para luego cumplir con una agenda el año que viene, la cual incluye una fase de preparación física en Mucuchíes, antes de viajar durante un mes a Europa. 

 

“Antes de terminar este año buscaremos tener ese módulo que nos permita tener contacto con el grupo. Queremos visualizar con estos jugadores lo que debemos hacer el año que viene que es el Mundial”. 

 

Buena agenda 

 

En el viejo continente esperan jugar entre 20 y 24 partidos internacionales, semanas antes de debutar en el Mundial. 

 

“Queremos trabajar entre de dos y medio a tres meses antes del Mundial. El plan sería de dos ciclos. Uno de preparación física en Mérida y un segundo ciclo que sería el enfrentamiento con otros equipos”, recalcó. 

 

El plan es parecido al que tenían pautado este año, antes de que se suspendieran todas las actividades producto de la pandemia. 

 

Venezuela junto con Brasil, Argentina y Paraguay, fueron los cuatro equipos sudamericanos que clasificaron a la Copa del Mundo.