Selecciones femeninas reciben charlas preventivas sobre el doping

 

Prensa Femenino FVF.-

 

La preparación de las selecciones femeninas sub-17 y sub-20 de Venezuela no es solo dentro de la cancha, sino también en las aulas. En este proceso de formación integral la categoría sub-17 recibió una charla preventiva sobre las pruebas antidoping y en lo que consiste este método, el miércoles 17 de julio en la mañana. Por su parte, la sub-20 la tendrá el jueves, también en horas de la mañana. El instructor del taller fue el doctor Gianni Mazzocca, con amplia experiencia en eventos Conmebol.

 

“Este tipo de charlas se están promoviendo desde la Federación Venezolana de Fútbol como desde la Conmebol. Son charlas educativas de prevención al dopaje, para evitar que una de estas muchachas menores de edad pueda usar una sustancia o un método prohibido para fortalecerse o superar a otra compañera”, explicó Mazzocca. El galeno también indicó que se busca generar consciencia en el atleta y velar porque todo lo que consuma se lo más natural posible.

 

El doctor expuso: “Por su inocencia son sujetas tratar un resfriado común o asma con medicamento que le recomiendan los familiares, pero no saben si lo que usan tiene una sustancia dopante. Si ella lo toma se le quita la dolencia, pero saldría en sorteo positivo y ella la culpable de eso”. Por esta razón se les recomendó no consumir medicamentos sin el aval del médico del equipo, quien debe tener la lista con las sustancias dopantes.

 

La actividad no fue solo dirigida a las atletas, sino también a todo el cuerpo técnico, quienes también son susceptibles a una investigación. “Si conseguimos en el maletín del técnico, médico o del preparador físico sustancias dopantes, esa persona es catalogado como un doping positivo”, afirmó Mazzocca.

 

En la charla una voluntaria, Marianyela Jiménez, pudo manipular todos los recipientes y se les enseñó cómo deben hacerlo para no contaminarlos.“La importancia es que ellas pierdan el miedo de cuando son llamadas a un control antidopaje y vayan sin ese miedo de pensar qué me va a pasar”, resaltó el doctor. Mazzocca concluyó: “Ellas pudieron ver que es algo normal y no es una cacería de brujas”.