Táchira frenó al rojo y Bucaneros es líder

 

Terminados los segundos encuentros de las series inaugurales del Round Robin, las tendencias de favoritismo que traían los líderes de la fase previa, Caracas y Trotamundos, han sido puestas a prueba.

 

En la capital se vió dos versiones distintas del Táchira. La primera desordenada e impotente fue castigad con amplia goleada. Pero en el segundo partido los dirigidos de J.C. Amézquita fueron fieles a los valores de garra y entrega tradicionales en el cuadro aurinegro y lograron cortar una racha récord de partidos consecutivos sumando victorias que hilvanó el Caracas de trece juegos consecutivos.

 

Sin Ariza suspendido y sufriendo expulsión temprana de su referente y capitán, José “Cheo” Falcón, el conjunto atigrado supo defenderse cuando fue agredido y pegó cuando tuvo chance. Edgar “Caballo” Rodríguez, Henry “Splinter” Gutiérrez y Carlos “Bola” Vásquez fueron figuras protagónicas de un conjunto que le endosó nada menos que un cero cuatro al intratable candidato, confirmando el axioma que dice que la fase semifinal es un torneo nuevo.

 

Bucaneros barrió en el Fórum

 

Una victoria en mesa y otra arrancada a ocho del final con golazo monumental del “Tanque” Morales. Bucaneros hace gala de su fama de equipo de definiciones y saca oro puro del territorio de Trotamundos, que ahora se verá obligado a rescatar en San Cristóbal al menos parte del botín que los filibusteros varguenses le robaron en el Fórum.

 

Siempre por delante en el marcador merced a dianas de Figueroa y Jiménez, los dirigidos de “Cheo” Martínez se impusieron pues lograron resistir el asedio que sobre el final ejercieron los de casa sobre el arco de Randy Angulo.

 

En la segunda jornada a disputarse desde este venidero día viernes, Caracas viaja al Buque a poner a prueba el liderato de los naranjas y a pasar rápidamente el trago amargo de la derrota ante los aurinegros. Por su parte en San Cristóbal, el conjunto fronterizo querrá demostrar que lo del PNU no fue flor de un día, ante un conjunto carabobeño urgido de puntos. Servida queda la mesa.